Ajuda para hoje e esperança para o amanhã! 

O Fluxo da História do Livro de Apocalipse

Você está aqui

O Fluxo da História do Livro de Apocalipse

Sete Selos

1. Engano religioso (Apocalipsis 6:1-2 Apocalipsis 6:1-2 [1] Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. [2] Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare com Mateo 24:4-5 Mateo 24:4-5 [4] Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. [5] Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 11, 23-25)

2. Guerra (Apocalipsis 6:3-4 Apocalipsis 6:3-4 [3] Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. [4] Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare com Mateo 24:6-7 Mateo 24:6-7 [6] Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. [7] Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

3. Fome (Apocalipsis 6:5-6 Apocalipsis 6:5-6 [5] Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. [6] Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare com Mateo 24:7 Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

4. Doenças epidêmicas (Apocalipsis 6:7-8 Apocalipsis 6:7-8 [7] Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. [8] Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare com Mateo 24:7 Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

5. Tribulação e perseguição (Apocalipsis 6:9-11 Apocalipsis 6:9-11 [9] Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. [10] Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? [11] Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare com Mateo 24:8-12 Mateo 24:8-12 [8] Y todo esto será principio de dolores. [9] Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. [10] Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. [11] Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; [12] y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 21-22)

6. Sinais celestes (Apocalipsis 6:12-17 Apocalipsis 6:12-17 [12] Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; [13] y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. [14] Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. [15] Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; [16] y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; [17] porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; compare Mateo 24:29 Mateo 24:29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

7. As Sete Trombetas

1. Destruição da vegetação (Apocalipsis 8:7 Apocalipsis 8:7El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)
2. Devastação dos oceanos e da vida marinha (Apocalipsis 8:8-9 Apocalipsis 8:8-9 [8] El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. [9] Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)
3. Devastação dos rios e da água potável (Apocalipsis 8:10-11 Apocalipsis 8:10-11 [10] El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. [11] Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)
4. O sol, a lua e as estrelas escurecem (Apocalipsis 8:12 Apocalipsis 8:12El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)
5. Tortuosas aflições humanas (Apocalipsis 9:1-12 Apocalipsis 9:1-12 [1] El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. [2] Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. [3] Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. [4] Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. [5] Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. [6] Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. [7] El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; [8] tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; [9] tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; [10] tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. [11] Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. [12] El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)
6. Uma enorme destruição militar (Apocalipse 9.13-19)
7. As sete últimas pragas (Apocalipsis 15:1 Apocalipsis 15:1Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 16:1-21)

O Armagedon e o retorno de Jesus Cristo